sábado, junio 09, 2007

Hoy sin ir más lejos.


Las apariciones son cosa de todos los días

en un aparador lo encontré observando

hoy sin ir más lejos al cruzar las vías

vi en la otra esquina sus ojos mirando

en mi juventud, asomo de vida

a los veinticinco la savia sedienta

mi padre el doctor murió de salida

y el viejo papá no llegó a cincuenta

época de dudas, un par de años antes

lo traje al correr durante minutos

ya con la raqueta resoplaba guantes

y cayó rendido sin aire y sin frutos

ahora parece, con más años que el viejo,

que ayer no murió, se escondió un momento,

al ver a mi hijo me vence el reflejo

lo veo fugazmente siempre que me afeito

soy ahora mi padre y mi hijo también

él se encuentra inserto en nuestro movimiento

soy siempre su hijo y mi hijo también

y los tres unidos nos damos sustento.

Arturo Herrera ©

3 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

arturo ojalá quede ,estoy entrando sin haber iniciado sesión.

en que andamos amigo ...si pareciera cosa de telepatía:))
tu hablando a través de estas imagenes de vida y yo haciendo circulos perfectos...mmmmmmm
dicen que la vida es un re y creo que tienen razón!!

gracias por tus pasitos en mi casa amigo ,regresa siempre:)
elisa

lichazul...elisa dijo...

quedóoooooo que rico ....ya sé como debo entrar de ahora en adelante:):)
bendiciones para ti
que tengas un hermoso domingo

Luxia dijo...

Saludos!

Leyendo tu poema me imagine una musica de fondo, si asi como cancion, de esas de ritmo contagioso.