viernes, mayo 18, 2007

Al amanecer.

Al amanecer la luz llena a mis ojos
la temprana claridad ya vence al sueño
el recuerdo de tus labios amorosos
se presenta en el desgarro de la noche

el día que duele, evita desatinos
el hábito de sabanas, reproches
la ruda sensación como de abrojos
que se hunde en ti, en los despojos

y el inicio del placer se desbarata
al tocar el brillo del sol niño
que su calor sin ti se torna frío
y su llama ante ti se vuelve sombra

la opacidad del astro y tu faz clara
se transponen así lógico sueño
del duro despertar en la negrura
que mi carne percibe del empeño

1 comentario:

Natalia Olvera dijo...

Pues si, te quedó bonita la página, se antoja para leerla en una tarde lluviosa con un café caliente como compañero, no se, eso me hizo pensar.
Saludos y bien por el texto, cada que lo leo y lo releo me hace pensar la cantidad de personalidades que tienes y que a final de cuentas aun en textos como este, demuestran que sigues siendo un romántico empedernido, aun en esta circunstancia.
Saluditos
Nata.