jueves, octubre 09, 2008

Coherencia

.

Estoy que grito de sonrisa y de coraje.

¿Qué pasó con la luz?

¿La inteligencia?

Estoy que lloro de coherencia.

 .

No salen palabras de mi lápiz

ni ofrece la hoja abrigo al fuego

de esta mi rabia iridiscente,

que agrieta mi burla, mi coraje.

 .

¿La luz y la razón

ya se han perdido?

Y trémulo preguntas me suscito.

 .

 ¿Qué pasó con la luz?

¿La inteligencia?

Estoy que lloro de indulgencia.

.

5 comentarios:

El Pinchisimo Caguamo dijo...

estoy que lloro de
ternura
de amor de tanto odio
de pasión de tanto frió
de renuncia a tanto amigo
de espera de tanto tiempo

estoy que lloro de tanto llanto...

no se me salio así je je je

como siempre

bien sabe usted que escribo por que tengo dedos y un sentimiento que me sale con cada cruda je je je

Malinata dijo...

A este paso terminaremos teniendo todos un nuevo lenguaje, el común y corriente y el que nos dejas con tus letras tan iluminadas...
Por lo pronto me declaro ignorante de casi todas jijiji.

Por cierto, en este renglón:
Y trémulo preguntas me suscrito, no le entiendo al sentido, así es?
Saluditos.

Arturo Herrera dijo...

Cawas, hermanito, ¡salud!
ya sabes que aquí tienes a tu biógrafo.
un abrazo.

Nata, gracias pero todas están en el diccionario, no hay virtud en eso.
No es suscrito... es suscito:
algo así como ante mi surgen preguntas (se suscitan) que me dejan como gelatina (trémulo).

Besos

Doctor Gurma dijo...

Hace horas que no soltamos palabra,(mis otros yo y yo)
lloramos en el escondite recurrente del lenguaje,
en la cúspide intelectual,
en el arrabal emotivo,
entre los licores del mal augurio,
entre los restos
del banquete de la vida.
Mierda!
¿No se me ocurre
llorar cuando me emociono
de otras cosas?
(A veces si,
pero suelo ser tan ordinario
como mis personajes
y mis personalidades)
¿Cuando el orgasmo?
¿Cuando la alegría?
¿Cuando los instantes felices?
Ahora busco lágrimas
en la incomprensión
de los que se dicen mis semejantes y en la saludable convivencia
de mis amigos,
hermanos de lágrima viva
y piel sensible,
de sonidos,
poesía, tiempo
y verdad compartida

Anónimo dijo...

Quedé maravillada por este nuevo estilo, condensado, elíptico, más sencillo, despojado y más vital que los sonetos, este...este es tu estilo... me gustaaaaaaaaaaaa, un abrazo. La búsqueda del propio lenguaje es un camino que nos lleva a encontrarnos a nosotros mismos, te quiero amigo, ahh un abrazo a la queridísima Nata que tú puedes darle en mi nombre y mis felicitaciones para tu otros dos comentaristas. Viviana Perrone.