jueves, junio 17, 2010

Cielo


.

Miró al cielo y se encontró con una nube en forma de yunque. Golpea la estrella y causa un trueno.

Miró al cielo y las nubes se deshebraban. Guerra eólica.

Miró al cielo y se encontró con el sol. Estaba tan solo.

Miró al cielo y se encontró con la luna creciente. Respiró aliviado.

Miró al cielo y la luna menguante perdía luz. Se evaporaba.

Miró al cielo y sus ojos se llenaron de lágrimas. Llovían recuerdos.

Miró al cielo y sólo había negrura. Las estrellas se fueron de fiesta.

Miró al cielo y se encontró múltiples estrellas. Ella estaba ahí.

Miró al cielo y ella cintilaba. La estrella cardinal.

Miró al cielo y tropezó en la tierra.

.

Safe Creative #1006176618536

5 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

y mira desde tu cielo a mi lunar palabra
se vuelca el pensadero en cada verso que te leo

besitos Arturo
ten un día genial

La Escribana dijo...

A veces suena cansado oir frases cortas repitiéndose sin estribar en un culminante final. Sobretodo porque es un gesto recurrente en la escritura de poesía narrativa. Creo que este texto logra su cometido pero afirmo que particularmente, considero que he leído cosas más fluidas en ti... Me encata esa imagen de Magritte, la tengo en grande.¿Recalcománía?
Fuiste a su exposición?

María Eugenia Mendoza dijo...

Un cielo tan dinámico es una invitación a no dejar de mirarlo, siempre habrá sorpresas.
Te mando un cariñoso abrazo.

Arturo Herrera dijo...

Querida Elisa, siempre tan constante y amable, el cielo y la luna, eterno leit motiv de los poetas y escritores, como siempre agradezco tus comentarios y cariño. Un beso.

Escribana,siempre agradezco la crítica y la tomo en cuenta, gracias. Magritte es lo máximo y sí, fui a la exposición varias veces y no quería salir de ahí. Un beso.

María Eugenia querida, mi agradecimiento por tu visita, la sorpresa siempre es divertida, te mantiene atento a las cosas de la vida. Un abrazo igual de cariñoso.

Xocas dijo...

No está de más mirar por donde se anda, Arturooooooo. Jajajajajaja

Sigues tan inspirado como era de esperar. No seré yo el sorprendido.

Un abrazo del gallego que parecía que se olvidó, pero no se olvidó. ;))